• fundacionraulroque

CIBERBULLYING

Licenciada María Isabel Kosinski



COMO PUEDO SABER SI MI HIJ@ ES VICTIMA DE CIBERBULLYING: QUE PUEDO HACER

Como mencioné en otro artículo, el Ciberbullying, tiene consecuencias serias en la vida de los adolescentes y jóvenes que la padecen: Culparse a sí misma/o, sentir vergüenza, impotencia, miedo constante, aislamiento y soledad, minimización, sumisión, se olvida de sí misma, se siente confundida, dependencia, depresión.

También se puede hablar del silencio que protege la violencia, dudar de si mismo, baja autoestima, ansiedad, falta de amigos, problemas de salud, pérdida de apetito, perdida de sueño, ansiedad, neurosis, desequilibrio psicológico, baja autoestima escolar, sensación de atrapamiento constante, autoflagelamiento, intento de suicidio, e inclusive pueden llegar al suicidio.

¿Cómo adulto como puedo darme cuenta que están sufriendo algún tipo de acoso?

Mayormente las victimas del ciber acoso, no cuentan a sus padres o profesores lo que les esta sucediendo, por ello es muy importante saber cómo puede manifestarse una posible victima. Estar atento a los posibles cambios de conducta es fundamental. (Fuente:- Guía S.O.S. contra el Ciberbullying del Instituto Nacional de Tecnologías)

Oculta lo que hacen en la red: Al pasar cerca de ellos cuando están frente a una tableta, computadora o teléfono, hacen todo lo posible por bloquear la pantalla Se molestan si entramos a su habitación cuando usan estos aparatos Si estos reflejos se repiten a menudo, hay que redoblar nuestra atención.

Nerviosismo ante una llamada o mensajes de texto. Cambios bruscos de humor al mirar el celular, correo electrónico, chats, redes sociales, etc. Se asusta fácilmente si le decimos que lo llaman, o que tiene mensajes.

Cambiar sus hábitos de siempre: no quiere ir a las a las actividades extraescolares que le resultaban divertidas, intenta buscar excusas para no ir al colegio, su rendimiento escolar y sus notas sufren un descenso, cambian sus hábitos alimenticios, le cuesta mantener la atención y la concentración y se esconde cada vez que se conecta a Internet.

Cambios en su estado de ánimo: es normal que el niño sufra cambio de humor a lo largo del día y sienta tristeza o indiferencia ante cosas que antes le motivaban, puede reaccionar de forma agresiva en determinados momentos de forma no justificada o se muestra tenso y enfadado.

Cambios en sus relaciones habituales: deja de ir con sus amistades de siempre, prefiere estar sólo en vez de con los amigos reacciona de forma exagerada ante una pequeña broma, no quiere salir de casa, le cuesta comunicarse y se vuelve muy hermético.

Cambios físicos: su lenguaje corporal se modifica ante la presencia de determinadas personas encorvando los hombros, agachando la cabeza y no mirando a los hijos. En el colegio prefiere estar cerca de profesores o cuidadores y huye de espacios ocultos a las miradas, tiene lesiones físicas que no puede explicar y sus pertenencias se pierden con frecuencia o están extremadamente deterioradas. También puede referirse a mareos, dolores de cabeza, diarrea o incluso vómitos.

¿ Y SI NUESTRO HIJO ES EL CIBERACOSADOR?

Para saber si nuestro hijo está haciendo un uso indebido de las nuevas tecnologías, o si las usa para acosar, amenazar a un compañero o grupo de compañeros, debemos estar muy atentos a su comportamiento respecto a las nuevas tecnologías.

Conductas que nos indican que nuestro hijo es el ciberacosador:

- Rompe los límites pactados para el uso del ordenador.

- Siempre que no estamos en casa está inmerso en la computadora o el celular.

- Vemos comportamientos agresivos, o comentarios fuera de lugar mientras está en la computadora,

- En la factura del celular vemos muchos mensajes de texto al mismo número, y en horas nocturnas y escolares.

- Si le tomas su celular se pone nervioso, alza la voz, etc.

- Nunca deja que mires su computadora, su celular, tablets, no deja que estés a su lado mientras lo usa.

- Usa todo tipo de redes sociales, e intuyes que tiene varias cuentas abiertas.

- Insiste en tener un celular con acceso a internet.

- Los fines de semana pasa demasiado tiempo con el celular y/o la computadora.

- No sale tanto con los amigos, pues disfruta más desde casa a través de internet.

- Está ausente, poco comunicativo.

- Lo ves alterado, muy intolerante.

- No participa en las conversaciones familiares, se ausenta a su cuarto.

QUE PODEMOS HACER COMO PADRES

Respecto a las situaciones de ciberbullying y demás delitos, como ser pedofilia en las redes sociales, la mejor estrategia para prevenir esos episodios es “generar un buen vínculo entre padres e hijos”. Es importante que los padres conozcan dónde navegan sus hijos, porque Internet “forma parte de su mundo”.

Este acompañamiento cotidiano, también puede ser complementado a través de herramientas, como son los filtros, que hacen más seguro el acceso a la Web. No se trata de medidas prohibicionistas. De hecho es muy importante que los menores estén acompañados, custodiados por sus padres, para educarlos en el uso de esos recursos. Mantener una buena comunicación, y explicarles los posibles peligros que pueden encontrar en la red si hacen un uso indebido de ella ayuda que nuestros hijos se mantengan alejados de estos peligros.

Observa las conductas de tus hijos, acércate, habla, gana su confianza.

Si tu hijo pierde el sueño, no quiere ir a la escuela o parece agitado cuando enciende su móvil, pregúntale el porqué de forma tranquila y lo más abiertamente posible. Siéntete libre de preguntar si tiene algo que ver con un comportamiento negativo o rebelde o si se trata de algún tipo de problema social.

Si descubrimos que nuestro hijo está siendo víctima de ciberbullying es importante que como padres, docentes, amigos, hagamos ver a quienes son víctimas que en primer lugar lo que le está pasando no es culpa de ellos.

Lo que más ayuda a las víctimas es ser escuchados. Ya sea por un amigo o un adulto que le importe. Por eso, si tu hijo te pide ayuda es muy importante que respondas comedidamente y te involucres. Simplemente siendo escuchados con respeto, los niños ya estarán en camino de recuperarse.

Piensa antes de dar una respuesta rápida. Lo que los padres no siempre saben es que pueden empeorar la situación si actúan apresuradamente. Si respondes públicamente o si los compañeros de clase se enteran de tu reunión con las autoridades de la escuela tu hijo puede ser más severamente marginado, por lo que cualquier medida necesita ser bien pensada.

La última meta es que tu hijo recupere el respeto por sí mismo. Este es el mejor camino para solucionar el problema y ayudar a que se recupere. Lo que las víctimas necesitan con más urgencia es recuperar su sentido de la dignidad y la autoestima.

Hay un lado positivo, la resiliencia. Sabemos que el ser humano nunca erradicará de forma completa la crueldad y también somos conocedores de que el bullying no es un mero rito de paso. Tenemos que seguir trabajado para acabar con ello, pero cuando sucede y lo superamos, nuestra resiliencia crece. No es algo que pueda ser descargado o enseñado. Crecemos a través de superación de retos y complicaciones.

Si SOS VICTIMA:

No respondas o tomes represalias. En algunas ocasiones es peor que reacciones, porque justamente es eso lo que el agresor está buscando. Es una manera de que le hagas pensar que tiene poder sobre ti y no debería creerlo. Si respondes y atacas a un bully, puede ser el detonante de que te conviertas tú en uno, y provocar toda una cadena de reacciones ante un acto que en principio era significativo. Si puedes, intenta alejarte de la situación, pero si no puedes, de vez en cuando intentar tomarse las cosas con humor desarma al acosador y le distrae de su objetivo.

Guarda las evidencias. Lo único bueno sobre el ciberacoso es que el acto suele ser capturado, almacenado y mostrado a alguien que puede ayudarte.

Busca ayuda. Especialmente si la situación te está afectando de verdad. Te mereces apoyo, por lo que deberás buscar a alguien que pueda escucharte o ayudarte, y trabajar para solucionarlo. Puede ser un amigo, un pariente o un adulto con quien tengas confianza.

Emplea la tecnología confiable, La mayoría de las redes sociales, Apps y servicios te permiten bloquear contactos. Cualquiera que sea el tipo de ciberbullying que estás sufriendo, debes bloquear a la persona responsable y denunciar el problema al servicio o aplicación correspondiente. Aunque esto no sirva para frenar la situación, puedes detener el acoso de forma pública y estar menos tentado a responder. Si sufres amenazas que pueden poner en peligro tu integridad física, debes llamar a la policía y considerar denunciar el caso a las autoridades del colegio.

Si alguien que conoces está siendo acosado, actúa. Saber lo que está ocurriendo y no hacer nada para evitarlo, da poder al agresor y no sirve de ayuda. Lo mejor que puedes hacer es intentar parar al responsable hablando con él y posicionándote en contra de lo que está haciendo. Si no puedes frenarle, al menos habrá servido de apoyo para la persona acosada. En el caso de que la víctima sea un compañero tuyo, puedes escucharle y ver de qué manera puedes ayudarle para encontrar el momento adecuado de denunciar lo sucedido. Lo mínimo que puedes hacer es no pasar de largo un mensaje hiriente y hacer ver a la persona que no estás de acuerdo.

CONSEJOS BASICOS PARA EL CIBERBULLYNG:

.No des información sobre ti en internet de forma abierta: nunca des datos personales como tu teléfono, dirección, etc., ni publiques fotos tuyas que no quieras que vea todo el mundo. Se muy cuidadoso con los datos, intenta que tus publicaciones solo esté disponible para tus contactos.

Cuida a quien aceptas como amigo: no aceptes desconocidos o personas con las que tienes problemas de convivencia. Utiliza las opciones de privacidad.

Ten mucho cuidado con lo expones en chats o foros públicos, no proporciones nunca información sobre ti, no sabes quién está del otro lado de la pantalla.

Protege tu contraseña: utiliza una contraseña de seguridad, es decir, que sea compleja y original. Y no se la des a nadie (ni a tu mejor amig@, ni a tu novi@).

RECUERDA

Si tu hijo/a es víctima de un delito informático o un delito configurado a través de internet debe denunciarlo ante la autoridad judicial competente o, ante el INADI o la dependencia policial de su jurisdicción.

En Argentina, las conductas relacionadas con el ciberacoso se pueden perseguir mediante los delitos de amenazas, del Código Penal:

Art 149 bis: Será reprimido con prisión de 6 meses a 2 años a la persona que hiciera uso de amenazas para alarmar o amedrentar a una o más personas.



7 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Av. Córdoba 1350 2B

Capital Federal - Argentina

 

Entre Ríos 2244

Posadas - Misiones - Argentina

fundacionraulroque@gmail.com

Suscríbete para obtener actualizaciones