• fundacionraulroque

Juguetes sin género


Por Na­dia Gi­ba­ja

–Abo­ga­da, Fun­da­ción Raúl Ro­que–

Por un lado, un mun­do fuc­sia y rosa pas­tel que ofre­ce co­ci­ni­tas, ma­qui­lla­jes, sets de lim­pie­za, be­bés de goma. Del otro lado, la gama de co­lo­res se am­plía –ex­cep­to el rosa en cual­quie­ra de sus to­na­li­da­des– y la ofer­ta es va­ria­da: sú­per hé­roes, trac­to­res, va­li­jas para ju­gar al doc­tor, au­ti­tos, guan­tes de box, pero no hay be­bés de goma para ju­gar al papá, ni co­ci­nas, ni sets de lim­pie­za.


–Es­toy bus­can­do un re­ga­lo. 

–¿De nena o va­rón?


Las gón­do­las de las ju­gue­te­rías sec­to­ri­zan los ju­gue­tes de for­ma es­pe­cí­fi­ca y di­fe­ren­cia­da, ofi­cian­do como es­pe­jo de la bre­cha que, en los he­chos, aún exis­te en­tre va­ro­nes y mu­je­res, a quie­nes des­de pe­que­ñxs, a tra­vés de jue­gos y ju­gue­tes, nos mar­can a fue­go lo es­pe­ra­ble y lo per­mi­ti­do en fun­ción del sexo.


Las vi­drie­ras de las ju­gue­te­rías ex­po­nen de for­ma elo­cuen­te y ca­te­gó­ri­ca los ro­les de gé­ne­ro que la cis­he­te­ro­nor­ma­ti­vi­dad pro­po­ne como apro­pia­dos para el va­rón en opo­si­ción a los de la mu­jer y vi­ce­ver­sa, cons­tru­yen­do es­te­reo­ti­pos rí­gi­dos de los que es muy di­fí­cil des­po­jar­nos como so­cie­dad.


Aho­ra la pre­gun­ta es: ¿Qué de­be­mos es­pe­rar de un ju­gue­te?


La res­pues­ta no es “en­tre­te­ner/​di­ver­tir”, al me­nos no úni­ca­men­te. De­be­mos en­ten­der que los ju­gue­tes son he­rra­mien­tas pue­ri­cul­tu­ra­les que sir­ven para es­ti­mu­lar el desa­rro­llo psí­qui­co y emo­cio­nal de lxs ni­ñxs. Cons­tru­yen iden­ti­dad y pue­den po­ten­ciar o li­mi­tar la per­so­na­li­dad del/​la niñx.


¿Cómo po­de­mos dis­cu­tir sen­sa­ta­men­te so­bre co­rres­pon­sa­bi­li­dad pa­ren­tal si a los va­ro­nes se les prohí­be ju­gar con mu­ñe­cos?


¿Cómo po­de­mos ha­blar de igual­dad de opor­tu­ni­da­des si ce­ñi­mos el fu­tu­ro de las ni­ñas a las co­ci­ni­tas y en­se­res de plás­ti­co?


“Si les das mu­ñe­cas te va sa­lir gay” o “es de ma­cho­na ju­gar a la pe­lo­ta”, son los co­men­ta­rios en tono pe­yo­ra­ti­vo y de mar­ca­da dis­cri­mi­na­ción que so­le­mos es­cu­char. Los pre­jui­cios son de lxs adul­txs, no de les ni­ñxs.


Este día del/​la niñx eli­ja­mos de for­ma crí­ti­ca y res­pon­sa­ble. Eli­ja­mos ju­gue­tes que per­mi­tan a lxs ni­ñxs po­ten­ciar­se, am­plie­mos su pro­yec­ción per­so­nal, per­mi­ta­mos que pue­dan pen­sar­se a sí mismxs sin pre­jui­cios ni ta­búes li­mi­tan­tes, brin­de­mos lo ne­ce­sa­rio para que la di­ver­si­dad sea la re­gla.


Ju­gue­tes deses­truc­tu­ra­dos, de múl­ti­ples co­lo­res, tex­tu­ras, for­mas irre­gu­la­res, en los que no es el fa­bri­can­te quien de­ci­de para qué y cómo debe uti­li­zar­se el mis­mo, sino que es el/​la pro­pix niñx quien des­cu­bre ta­les cues­tio­nes, po­nien­do en prác­ti­ca su ima­gi­na­ción y ex­pre­sán­do­se li­bre­men­te, son idea­les a los efec­tos men­cio­na­dos más arri­ba.


Pero so­bre cual­quier otra cues­tión re­ga­le­mos a lxs ni­ñxs la po­si­bi­li­dad de ser quie­nes de­ci­dan ser, li­bres de toda pre­sión y todo pre­jui­cio. De­mos tiem­po de ca­li­dad, una crian­za amo­ro­sa, y res­pe­to por ellxs mismxs.


Ha­ga­mos que ju­gar sea una ac­ti­vi­dad li­bre de gé­ne­ros, fo­men­tan­do la in­clu­sión en­tre ni­ñxs in­de­pen­dien­te­men­te de su sexo.


Ofre­cer a nues­trxs hijxs ju­gue­tes que no mar­quen ro­les de gé­ne­ro, o per­mi­tir­les ju­gar con ju­gue­tes que tra­di­cio­nal­men­te han sido pen­sa­dos de for­ma ex­clu­yen­te para el sexo opues­to, no de­ter­mi­na­rá su orien­ta­ción se­xual, ni su iden­ti­dad de gé­ne­ro, hará de él o ella una per­so­na abier­ta que pue­da pen­sar­se a sí mismx li­bre­men­te, y tam­bién una per­so­na res­pe­tuo­sa por los de­seos, sen­ti­mien­tos y elec­cio­nes de los de­más. En cam­bio, ce­ñir a nues­tros hijxs a ju­gue­tes se­xis­tas (así se de­no­mi­nan los ju­gue­tes que res­pon­den a es­te­reo­ti­pos de gé­ne­ro) per­pe­tua­rá y pro­mo­ve­rá con­duc­tas dis­cri­mi­na­ti­vas y au­to­li­mi­tan­tes, re­pli­can­do la de­sigual­dad y ale­jan­do a lxs ni­ñxs de sus ver­da­de­ros in­tere­ses.   ♣♣♣

4 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Av. Córdoba 1350 2B

Capital Federal - Argentina

 

Entre Ríos 2244

Posadas - Misiones - Argentina

fundacionraulroque@gmail.com

Suscríbete para obtener actualizaciones