• fundacionraulroque

Si me buscan, estoy aquí...



Profesor Enrique A. Pérez

Fundación Raúl Roque


El básquet es mucho más que un deporte, es una elección de vida, y dentro de ese rectángulo sagrado, pasamos gran parte de ella. Por supuesto que las expectativas y búsquedas personales cambian con el tiempo, pero de una u otra manera todas son hermosas y nos ayudan a pasar con éxito las pruebas y obstáculos que nos ocurren a diario.


En líneas generales trataremos de explicar los objetivos en las 5 etapas que podemos practicar esta actividad a lo largo de nuestra vida deportiva.


INFANCIA: Es la etapa lúdica, en la que el objetivo principal es divertirse pues es la única forma de atrapar a los chicos, aprovechando las ganas de jugar en grupo debemos fomentar las primeras nociones del deporte, teniendo muy en cuenta que antes de los 12 años deben incorporarse los movimientos básicos ya que a esa edad es cuando los músculos corporales se desarrollan y estos cuentan con su propia memoria.


ADOLESCENCIA: Seguramente la etapa más importante y más difícil de nuestro trabajo. Lo primero es tratar de retener al jugador ya que competimos contra el flagelo cada día más extendido que representa la calle y sus vicios. Para conseguir este objetivo trataremos de intensificar gradualmente las reglas pasando paulatinamente del juego a la actividad competitiva con todos los rigores que esto conlleva, tanto en el cuidado físico, técnico y reglas de convivencia grupal.


PLENITUD: En esta etapa los deportistas desarrollan el potencial adquirido y es fundamental inculcar al jugador que, no importa el nivel alcanzado en su evolución, algunos, quizás los menos, podrán ser profesionales pero cualquiera sea el nivel alcanzado podemos continuar la actividad en ligas amateurs ayudando a fortalecer el carácter, cualquiera sea el oficio o profesión que nos toque desempeñar.


MADUREZ: En esta etapa volvemos a jugar solamente para divertirnos y retrasar el mayor tiempo posible las marcas que indefectiblemente causa la edad en nuestro organismo, pero es aquí donde tenemos que devolver lo que alguna vez recibimos. Hoy por suerte podemos seguir en la actividad tomando como profesión o simplemente como colaboración varias actividades que ayudan a desarrollar las nuevas generaciones. Desde técnicos, árbitros, oficiales de mesa, dirigentes deportivos o quizás lo más importante trasladando nuestro amor al básquet a nuestros descendientes.


TERCERA EDAD: Cada día se extiende más la edad para seguir practicando la actividad y en caso de no poder, disfrutar mucho de lo que conseguimos en cualquier ámbito de nuestra actividad y por lo general seguir ligado al deporte como espectador y trasmitiendo nuestra experiencia a los jóvenes deportistas


Estas son las 5 etapas de la vida y las razones por las cuales: Si me buscan, Yo estoy allí, en una cancha de básquet y mi mayor deseo es que cuando nos toque colgar para siempre nuestra camiseta, podamos continuar jugando un hermoso partido en una cancha eterna.

37 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Av. Córdoba 1350 2B

Capital Federal - Argentina

 

Entre Ríos 2244

Posadas - Misiones - Argentina

fundacionraulroque@gmail.com

Suscríbete para obtener actualizaciones